Nuestro método

Nuestro método

Estamos muestreando los líquenes de las cortezas de los árboles de nuestra ciudad. Los resultados de estos muestreos nos aportarán información sobre la calidad del aire de nuestro entorno. Nuestra intención es valorar la calidad del aire, y comparar zonas expuestas a diferente intensidad de uso.

Para muestrear de una forma sistemática, que nos permita comparar los resultados dentro de nuestro ámbito y entre lugares diferentes, hemos seguido una metodología común. El primer curso del proyecto muestrearemos en el núcleo urbano de la ciudad (dentro del perímetro que marca la “ronda de León”) y el siguiente, muestrearemos en zonas de las afueras (ámbito rural).

[El archivo adjunto LEÓN: What we have already done April09.pdf (En Inglés) recoge una presentación con fotos y plantillas de cada uno de los pasos llevados a cabo.]

Primer paso: localizar árboles con líquenes.

Los árboles válidos para el muestreo tienen que cumplir unos requisitos, que garanticen que su corteza aporta condiciones favorables para el desarrollo de los líquenes. De otra manera (si el árbol está dañado, o es joven,…) no podríamos afirmar que los líquenes no aparecen debido, exclusivamente, a que la calidad del aire es mala.

En el curso 2009/2010, después de varios paseos, localizamos una veintena de árboles válidos. Escogimos finalmente los 12 que necesitábamos. En el curso 2009/2010 muestrearemos otros 6, hasta llegar a los 18 árboles que muestrearán los centros participantes en el proyecto.

Segundo paso: identificar los líquenes que crecen sobre esos árboles.

No es fácil identificar los líquenes. En el primer trimestre del curso 2009/2010 practicamos en el laboratorio a usar las guías de identificación, de paso que elaborábamos las exposiciones. Tras localizar los árboles de referencia, recogimos con cuidado líquenes de árboles idénticos próximos, para saber cuáles nos encontraríamos al muestrear en ellos.

En el laboratorio intentamos identificarlos, contando con la ayuda del Prof. Arsenio Terrón. Él nos confirmó los tipos de líquenes que habíamos encontrado, y que son los que crecen en las cortezas de los árboles que teníamos que muestrear.

Tercer paso: elaborando una clave dicotómica.

Una vez conocidos los líquenes, elaboramos nuestra propia clave dicotómica. De esta manera, de una forma sencilla, podríamos identificar los líquenes en el campo, sin dañarlos ni usar libros. Además, esta clave facilita la identificación para cualquier compañero, aunque no hubiera participado en las sesiones de práctica en el laboratorio.

[Ver archivo adjunto Clave dicotómica.pdf con nuestra clave dicotómica]

Cuarto paso: muestreando los líquenes en nuestros árboles.

Una vez que conocíamos los líquenes que nos íbamos a encontrar y los árboles donde muestrearlos, realizamos una serie de salidas al campo. En cada árbol apoyamos un plástico transparente sobre su corteza y marcamos con colores los límites de cada ejemplar, indicando de qué especie se trataba en cada caso. Estos plásticos los llevamos al laboratorio.

Quinto paso: calculando el índice de calidad del aire.

Ya en el laboratorio, analizamos la información aportada por los plásticos usados en el muestreo. Para el caso concreto de cada árbol, contamos el número de individuos de cada especie y la superficie de la corteza que ocupaban. Con estos resultamos elaboramos una serie de índices.(Ver el adjunto Tabla y fichas líquenes). En la hoja de cálculo "Índices de calidad del aire" presentamos los resultados obtenidos en los doce árboles analizados en la ciudad de León

Sexto paso: interpretando los resultados.

La información recogida nos aporta información sobre la calidad del aire del entorno, y nos permite comparar diferentes zonas entre sí. Al final del proyecto, podremos comparar los resultados entre todos los centros participantes.

Actividad extra: seguimiento del desarrollo de líquenes transplantados.

Para hacer el seguimiento de la calidad del aire de una segunda manera, y también haciendo uso de líquenes, hemos llevado a cabo otra actividad. Tomamos individuos de Parmelia sulcata de una zona prístina de las afueras de la ciudad, y las colgamos de diferentes árboles del centro urbano.(Ver Foto1 y Foto 2 en archivos adjuntos) Estamos haciendo un seguimiento fotográfico para observar cómo cambia el aspecto del liquen al exponerlo a los contaminantes.

Ċ
Julio García,
31 may. 2009 4:03
Ċ
Julio García,
26 nov. 2009 5:29
ą
Foto1.JPG
(388k)
Julio García,
31 may. 2009 4:19
ą
Foto2.jpg
(462k)
Julio García,
31 may. 2009 4:23
Ċ
Julio García,
31 may. 2009 4:02
ĉ
Julio García,
31 may. 2009 4:29
Ĉ
Julio García,
24 jun. 2009 0:00
Comments