León y su entorno (C. Ubiera)

El Medio Ambiente en España (Miguel A. Díez)  
- Datos geográficos, climáticos y humanos

 1. Características geográficas. (Description of the geographic characteristics).

DATA COLLECTION OF GEOGRAPHICAL AND

CLIMATE FEATURES OF LEÓN

 

a) Posición Geográfica (Geographical position).

La ciudad de León y su comarca están situadas en el noroeste de la Península Ibérica.  Está estratégicamente situada en la confluencia de los ríos Bernesga y Torío sobre una terraza fluvial en la transición de la Cordillera Cantábrica al Páramo Leonés, a una altura de 840 metros sobre el nivel del mar

 

Su posición geográfica hace de la provincia un paso obligado para llegar a las comunidades autónomas de Galicia y Asturias, desde  la mayor parte del territorio español.

Hacia el norte, la ciudad está separada unos 160 km del mar Cantábrico, distancia que se hace mucho mayor, unos 450 km (aunque la influencia sobre el clima es más acentuada por la ausencia de cordones montañosos importantes),  si nos dirigimos hacia el oeste en busca del oceánico Atlántico, en las costas gallegas.

 

Ello, no quiere decir que la provincia no disponga de suficiente cantidad de agua superficial y subterránea. De hecho, esta surcada de norte a sur por unos 3000 km de ríos que rinden sus aguas al Miño (zona del Bierzo) o al Esla y más tarde al Duero.

 

Por otro lado, aunque la presencia de lagos naturales es prácticamente testimonial (Isoba, Truchillas, La Baña, Carucedo,…) se han construido importantes presas que ofrecen grandes posibilidades para la producción de energía eléctrica, para el riego y para el consumo (embalses de Riaño, Bárcena, Porma, Luna,…).

 

La gran riqueza geomorfológica de la provincia de León culmina con unos espectaculares paisajes de montaña, que la hacen ser destino de múltiples actividades turísticas

 

La “olla” del Bierzo es una depresión horadada por la red hidrográfica del Sil y rodeada por la suave orografía precámbrica (700 millones de años) de los montes de León que tienen como altura del referencia el Teleno (2000 m). De esta montaña se escapan una gran cantidad de cursos de agua que aprovecharon los romanos para la extracción del oro en las Médulas.

 

Hacia el sur de la provincia, la comarca de la Cabrera, se localiza entre los anteriores montes de León y los granitos y esquistos de la vecina Sanabria, ya en la provincia de Zamora.

Por el norte, la cordillera Cantábrica, la provincia está resguardada de los vientos húmedos y de las nubosidades marinas por las crestas orogénicas hercínicas (300 millones de años) de la cordillera Cantábrica, que van desde las estribaciones de peña Ubiña (2500 m. de altura) del oeste hasta el macizo de los Picos de Europa (con alturas medias de 2300 m) al este. Esta circunstancia hace que León soporte un clima continental, famoso por su frío invernal. 

b) Posición

Ø      Altura sobre el nivel del mar: 836 m.

Ø      Latitud: 42º 35´03´´ Norte

Ø      Longitud:  5º 39´ 00´´ Oeste

c) Zona fitoclimática  (Phytoclimatic zone).

La zona de la provincia donde se sitúa la ciudad estuvo poblada históricamente, según cuenta Estrabón en sus andanzas por la Hispania romana, por bosques inacabables de robles (Quercus pyrenaica) y encinas (Quercus ilex).

Las repoblaciones humanas, el uso energético y constructivo, las necesidades energéticas, el intenso pastoreo y la necesidad de amplias áreas de cultivo fueron disminuyendo la masa arbórea y, al mismo ritmo, empobreciendo el suelo, pues su carácter fundamentalmente ácido y arcilloso (al menos, en las zonas llanas de Tierras de León y el Páramo) unido a los rigores climáticos, ha impedido una apropiada recuperación.

Los únicos suelos que aún pueden sostener algunos cultivos rentables se reducen a las zonas aluviales ribereñas. En el resto, se necesita utilizar una gran cantidad de fertilizantes (con el consiguiente peligro de contaminación) y sistemas de regadío (con el consiguiente gasto de este recurso).

2.- Descripción de los caracteres climáticos (Description of the climate characters)

a) Temperaturas máximas y mínimas. Media.

El área presenta los caracteres de un clima mediterráneo continentalizado

 La nota más sobresaliente, sin duda, es el largo y frío invierno. Sólo 4 meses se ven libres de heladas (de junio a septiembre), ya que en los meses de octubre y mayo son posibles temperaturas por debajo de los 0 grados.

 Se registran temperaturas medias mensuales inferiores a 5º C durante tres meses, e inferiores a 10º C durante la mitad del año. Tenemos valores medios del mes más frío del orden de 2º C. El rigor se aprecia en las temperaturas medias mínimas (-1º C) y en las mínimas absolutas que pueden alcanzar los

-12º C.

 Los veranos son relativamente cortos y calurosos. La temperatura media es de 18-19º C. Es cierto que durante los meses de julio y agosto se producen, con frecuencia, situaciones de olas de calor que introducen temperaturas superiores a los 30º C, temperaturas que suelen alcanzarse a finales de julio y comienzos de agosto.

 b) Precipitaciones medias y periodos de lluvias.

 Las precipitaciones son escasas y de una cierta regularidad. El volumen anual de precipitaciones es de 500 mm.

 El régimen de precipitaciones es el de dos máximos (en primavera y otoño) y dos mínimos (verano e invierno). No obstante, hay que señalar que estas variaciones en la distribución anual de precipitaciones son muy poco acusadas, ya que si exceptuamos los meses de julio y agosto, claramente áridos, en el resto de los meses del año las precipitaciones son semejantes, con un par de meses más húmedos (mayo y octubre). El número de días de precipitaciones oscila entre 60 y 100.

 c) Condiciones atmosféricas que determinan las anteriores descripciones. 

  1. Inviernos largos y fríos:

Las bajas temperaturas del invierno y su larga duración se deben a la acción de masas anticiclónicas polares oceánicas (presentes ya en octubre y que se prolongan hasta mayo), que introducen heladas y cielos cubiertos y plomizos, y a la presencias en los meses de diciembre a febrero de masas árticas (nieves generalizadas) y de las masas frías de aire polar continental, que introducen las olas de frío con nieve en las montañas y fuertes heladas en el interior.

  1. Veranos cortos y suaves:

Los veranos son producto de una masa de aire tropical marina,  el anticiclón de las Azores, que introduce altas temperaturas, aunque no las más elevadas del verano. En la segunda quincena de julio y la primera de agosto es frecuente la presencia de una atmósfera turbia y muy altas temperaturas; son las olas de calor introducida por la masa de aire tropical continental sahariana. 

  1. Precipitaciones:

 Las precipitaciones son introducidas, en su mayor parte, por las borrascas del oeste del Frente Polar. Como sus vías de penetración son más al norte de la Península en verano, y su paso por la zona está frecuentemente bloqueado por las situaciones frías anticiclónicas de invierno, su paso sólo está libre durante los meses de primavera y otoño. De ahí que las máximas de precipitaciones se produzcan en estas estaciones.


3.- Descripción de las características productivas del área

(Description of the characteristics of production in the area).

 a) Industria.

 La ciudad de León es capital de una provincia que, siendo muy rica en recursos materiales, energéticos y humanos, no ha sido capaz de aprovecharlos en su propio beneficio. Se ha caracterizado más por la exportación  de recursos que por la creación de riqueza interior.

  La ciudad es un reflejo de esta situación. Su tradición y actividad industrial es prácticamente nula.

 Industrias significativas son: 

  • Antibióticos (farmaceútica)
  • Vidriera.
  • Vestas (turbinas para parques eólicos).
  • Inditex (grupo textil).
  • Everest (grupo editorial).
  • Forjados Rubiera

 A estas industrias se une una cierta cantidad de almacenes y naves de distribución anteriormente dispersos y ahora ubicados en el Polígono Industrial de Onzonilla.

 b) Agricultura.

 Se cultiva en la comarca:

·        Cereal (cebada y centeno) en los páramos aluviales de secano, con descanso de las tierras.

·        Huerta (verdura, frutas y hortalizas) que abastecen el consumo familiar y el mercado de la ciudad en los pueblos del alfoz.

·        En la vega de los ríos, junto a los cultivos tradicionales de regadío (forraje para el ganado y legumbres), se ha añadido el maíz y, en menor medida, la remolacha. Ambos impulsados por las políticas agrícolas de la Comunidad Europea.

4.-Descripción de la presencia de focos contaminantes

(Description of the presence or absence of plants disturbing the air quality.)

 Los focos contaminantes más significativos que creemos  necesario señalar son:

Centro de la Ciudad:  La contaminación se debe, en gran parte, a la presencia masiva de automóviles. Aún así, hemos detectado presencia de líquenes. No hay, por tanto, desierto liquénico.

En el perímetro industrial: Empresa química “Antibióticos”.

A 20 km de la ciudad: Central Térmica y Cementera del municipio de La Robla. El impacto de estas empresas en la calidad del aire y en la presencia o ausencia liquénica está siendo objeto de investigación por la Universidad de León. La investigación está siendo dirigida por el profesor D. Arsenio ***** y en su momento nos pondremos en contacto con él para que nos informe de sus impresiones o conclusiones.

5.- Identificación de las principales fuentes de contaminación.

(Identifying the main sources of polution.)

No hemos identificado ninguna más allá de las anteriormente señaladas.

6.-  La ciudad de León

a) Breve historia de la ciudad

La ciudad de León es la capital de la provincia y la más poblada de la misma. Se localiza en la confluencia de los ríos Torío y Bernesga, al norte de los páramos leoneses (llamados páramos aluviales o rañas), en la ruta natural hacia Asturias.

Fundada en el siglo I de nuestra era, la ciudad era de las más pequeñas de España y de la comunidad a mediados del siglo XIX, sólo por delante de Ávila y Soria. Sin embargo, desde entonces ha experimentado un fuerte crecimiento, el más rápido de todas las ciudades castellano-leonesas, multiplicando la población y alcanzando los 147.203 habitantes, y convirtiéndose en la cuarta ciudad de Castilla y León.

Sobre una vía romana, la ciudad nace como una fundación de la Legio VII Gémina Pia Félix (de aquí toma el nombre nuestro instituto, situado en el costado norte de la muralla) y poco se conoce de ella hasta la época de Alfonso I, en el inicio de la Reconquista (enfrentamiento entre moros y cristianos por la posesión de la Península) que, a mediados del siglo VIII se llevó a sus moradores a la montaña. Con Alfonso I se produce el más importante impulso repoblador y, en el siglo X, cuando la frontera entre moros y cristianos se fija en la línea del Duero, la ciudad se convierte en la más importante de la España cristiana.

La muralla romana, levantada en el perímetro del campamento militar originario, se conservó durante la Edad Media.

Posteriormente se abrieron barrios extramuros en el sur (por la iglesia de San Martín) y por el oeste (junto al Camino de Santiago). Una nueva muralla, la Cerca Nueva, incorporó ambos barrios formando el Burgo Nuevo.

 Desde el nuevo cercado vivió el León medieval con una sociedad compleja y variada, constituida por nobles, labriegos, artesanos y comerciantes, y representantes de las tres naciones, los cristianos, moros y judíos.

 El plano de la ciudad comenzó a perder la regularidad con alienaciones irregulares y densificación de la población que se hacinaba en caseríos hechos de adobe y madera, de humilde apariencia rural.

 La catedral gótica del siglo XIII dominaba la ciudad.

El crecimiento de los siglos posteriores es débil.

La renovación y transformación se produce en el siglo XIX con el ferrocarril, al convertirse León en un centro de comunicación hacia Asturias y Galicia y en centro de las rutas de un amplio territorio provincial, además de ser lugar de paso en la Ruta Jacobea del Camino de Santiago.

AsÍ surgió la necesidad de planificar un ensanche que se proyectó para la zona comprendida entre las calles Independencia y Ramón y Cajal y las calles Suero de Quiñones y el Paseo de Lancia.

A pesar de la riqueza en carbón de la montaña leonesa, la ciudad no ha desarrollado ninguna industria vinculada a esta materia prima.

En la actualidad, León vive básicamente del sector terciario. Administración, comercio y servicios. Destaca la rama del trasporte, por su lugar estratégico en la comunicación de la Meseta con Asturias y por la distribución del carbón hacia el País Vasco (ferrocarril FEVE).

También existe alguna industria significativa como la farmacéutica Antibióticos, La vidriera, Vestas (turbinas para parques eólicos en la zona de los hospitales e Inditex (grupo de Amancio Ortega).

El ferrocarril palentino y la carretera norte-sur, ambos discurriendo por la margen derecha del Bernesga y próximos al río, han constituido el principal factor de localización industrial, de almacenaje y de trasporte de la ciudad. También ha ejercido una triple barrera que ha aislado las instalaciones industriales, pero sobre todo una importante población (más de 25000 habitantes) de la comunicación con el viejo casco y con el ensanche.

Facilitar la integración de eso barrios occidentales y el ensanche, separados por las barreras de las instalaciones industriales, la vía del ferrocarril y el río es uno de los problemas fundamentales que tiene hoy la ciudad. Cualquier solución tiene que contemplar el traslado de las vías del ferrocarril y las industrias a él asociadas.

b) El comercio y los servicios.

 León es una ciudad especializada en trasporte, comercio y servicios, con escasa implantación industrial.

 La peculiaridad que mejor caracteriza a la ciudad ha sido la particular evolución que ha seguido su centro comercial. Antiguamente este tenía su asentamiento en el barrio de San Martín. La actividad giraba en torno a la Plaza Mayor. Pero luego, a lo largo del siglo pasado tuvo lugar un progresivo traslado de la actividad comercial y Administrativa desde el Casco Antiguo al Ensanche.

 El Casco Antiguo no perderá nunca su antigua función comercial, pero esta v a sufrir notables cambios. El comercio tienen mucha relación con la celebración de los mercados semanales a los que acuden a vender sus productos de huerta los agricultores de los núcleos rurales del entorno de la ciudad. La pervivencia del comercio tradicional está relacionada con el mantenimiento de esta clientela.

 Por otra parte, en torno a la Plaza de San Martín ha proliferado la presencia de bares de tapas, restaurantes y pubs, convirtiéndose en un importante punto de ocio y de relación social.

 Por otro lado, en el Ensanche se encuentra una importante concentración de comercios de lujo, servicios financieros, administrativos, burocráticos, etc. La calle Ordoño II se ha convertido en el eje principal del barrio. Partiendo de la Plaza de Santo Domingo es la principal vía de comunicación con la estación de ferrocarril.

 c) Turismo.

 El turismo, tan importante a nivel nacional (tercera potencia turística después de EE.UU. y de Francia) está mucho menos representado en la zona, al carecer ésta de los incentivos de sol y playa. No obstante, en los últimos años, una demanda más diversificada y de mayor poder adquisitivo solicita servicios turísticos basados en el patrimonio artístico y natural de los cuales, especialmente los primeros, la ciudad posee una amplia oferta: enclave de Camino de Santiago, Catedral, San Isidoro, San Marcos, Palacio de Botines,etc.

ĉ
Julio García,
5 feb. 2009 8:47
ĉ
Julio García,
20 feb. 2009 12:32
Ċ
Julio García,
14 ago. 2010 12:11
Comments